El INE ratifica dato de crecimiento en Bolivia y descalifica ensayo de una fundación

La Paz, 17 de octubre de 2018 (INE).- Respecto a un ensayo publicado por el Instituto de Asistencia Social Económica y Tecnológica - INASET, donde se pone en duda las cifras del Instituto Nacional de Estadística – INE, el Director General Ejecutivo, Santiago Farjat Bascón, negó rotundamente cualquier manipulación de los datos.

La autoridad descalificó el análisis del ensayo titulado “¿Es veraz el 4,61% de crecimiento del PIB?”, porque demuestra un total desconocimiento de Enrique Velazco Reckling respecto al sector Agropecuario.

“No es correcto emplear una tasa promedio para aplicarla a un período específico de tiempo, debido a que el crecimiento del sector es fluctuante, porque depende de factores externos, como los fenómenos climatológicos”, indicó.

Explicó que al utilizar un promedio, el autor excluye efectos climatológicos que impactaron positiva y negativamente en la producción agropecuaria, en distintos períodos.

En ese sentido, 2016 no fue un buen año; pero en 2017 existió una recuperación evidente del sector que explica el crecimiento interanual de 7.6%.

En 2016 las campañas agrícolas comenzaron con plagas como la bacteriosis en el arroz, gusanos en los tubérculos, mortandad ganadera, langostas entre otras, y finalizaron con una sequía, que fue calificada por el sector Agropecuario como “la más fuerte en 25 años”. Todo lo anterior, resultó en un crecimiento del sector Agropecuario de 3.1% y, en específico, para el sector de productos agrícolas No Industriales en un decrecimiento del 1.9%.

Sin embargo, en 2017 fue un año de recuperación de la sequía y de adaptación al cambio climático, que permitió mejorar técnicas agropecuarias y buena producción, principalmente de los productos agrícolas No Industriales, Industriales y pecuarios. La inversión pública, seguida de iniciativas privadas en proyectos de riego, mejoramiento genético en semillas y pecuaria, logró revertir de gran manera los efectos adversos de 2016, que se pudieron evidenciar en los bajos precios de los productos de la canasta básica de bienes y servicios en 2017.

“No es de sorprenderse que la recuperación observada en dicho periodo refleje crecimientos de 7.6% del sector Agropecuario y de 8.7% en los productos agrícolas no industriales”, remarcó.

Añadió que “el cálculo del PIB trimestral y anual, no considera únicamente el sector No Industrial. Para el cálculo del PIB se consideran todas las actividades que contemplan al sector Agropecuario (Agricultura No Industrial, Industrial, sector pecuario, silvicultura, entre otros)”. Por lo tanto, se incorporaron todos los productos por cada actividad y sector económico de Bolivia.

No es correcto basar un ensayo, en solo un subsector (No Industrial), esto refleja nuevamente el desconocimiento por parte del autor respecto a la metodología del cálculo del PIB.

Sumado a lo anterior, el autor menciona que el PIB agrícola No Industrial representa 40% del PIB sectorial y que los demás subsectores no crecen a tasas superiores a las de los años previos. Al respecto es preciso aclarar que el crecimiento del sector Agropecuario no ha sido impulsado únicamente por el sector agrícola No Industrial. Durante 2017 los productos agrícolas Industriales crecieron en 9.9%, debido al crecimiento de los cultivos de caña de azúcar (10.06%), al cultivo de girasol (18,35%) y al buen año en el cultivo de soya (5.56%). Además, en el primer semestre del 2018, para el caso específico de la caña de azúcar se evidenciaron crecimientos por encima del 26%, debido principalmente a la producción de biocombustible.

Finalmente, el autor menciona que la única explicación al crecimiento del sector agrícola No Industrial, sería el aumento de los precios de estos productos. Sin embargo, esta aseveración es errónea, ya que la buena producción registrada a lo largo de los últimos años, es precisamente la que ha permitido mantener los precios de los productos estables y en muchos casos los precios bajaron. Asimismo, reflejo de esta situación son los datos de comercio exterior que muestran una reducción evidente en la importación de productos agrícolas No Industriales, confirmando el buen desempeño del sector.

En ese sentido, Farjat lamentó el análisis simplista y poco objetivo del ensayo, sin considerar factores externos (cambio climático) que son variables en el tiempo, y sin tomar en cuenta todos los sectores que hacen al crecimiento del sector Agropecuario.

El Instituto Nacional de Estadísticas trabaja en el marco de metodologías mundiales, avaladas internacionalmente, sometidas a constante escrutinio por organismos internacionales, garantizando la calidad de los datos producidos.

Productos agrícolas


•    Productos agrícolas No Industriales: Hortalizas, cereales, tubérculos, frutas, forrajes, café y cacao.

•    Productos agrícolas Industriales: caña de azúcar, soya, girasol y algodón.


UDC/INE – 17/10/2018