Derecho a la salud

Todo ser humano tiene derecho al disfrute del más alto nivel posible de salud que le permita vivir dignamente, en un estado de completo bienestar, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones y enfermedades.